Nosotrxs

Fotografía por Lander Garro, dirección artística y collage Savanna

Carlos Ndungmandum

Dirección de arte, branding y diseño gráfico

Hola! Me llamo Carlos Ndungmandum Comesanha. Allá por el 2000 o finales de los noventa debido al influjo del océano atlántico, la industria de Vigo y una actitud vandal, me matriculé en gráfica publicitaria en la escuela de Arte Antón Faílde, para poder algún día meter mano a las publicidades que saturan el paisaje vigués. Después de una temporada en el interior de Galiza, que me sirvió para ver que el diseño es algo mucho mayor que sólo ideas alocadas, decidí ir a estudiar un master a la Elisava de Barcelona. Al finalizarlo, me introduje de lleno en el mundo laboral, donde principalmente trabajé en estudios y empresas de comunicación tanto en Barcelona como en Donostia. En el 2010, estando en Londres, un amigo del País Vasco me contacta para hacer un trabajo de packaging; ese fue el inicio de mi carrera como freelance. Regresé a Euskal Herria y pasé a compartir espacio de trabajo con mi ilustradora favorita Arrate Rodriguez. Poco a poco fuimos compartiendo proyectos y un día sin querer estábamos montando Savanna.

Ya sabes, rápido, fácil y sin ningún esfuerzo ;)

Redes sociales

Arrate Rodriguez

Directora de arte, ilustradora y diseñadora

Hola! Mi nombre es Arrate Rodriguez Martin, cinéfila, collagista, fan de Beyonce y Rihanna, lectora actualmente enamorada de Lorrie Moore, jugadora incansable de videojuegos para móvil, ortotipógrafa de vocación e ilustradora de profesión. En el 2002 me enrolé en la Facultad de Bellas Artes de Bilbao, donde me inculcaron el amor por el proceso y a trabajar con pocos medios. En esa época tuve la oportunidad de vivir en Italia, de donde me traje dos cosas que me hacen muy feliz: nuevas técnicas de estampado y el parmigiano reggiano. De regreso a Hendaia (French Basque Country) decido ir a cursar un postgrado de ilustración en la Eina y pasar una temporada en Barcelona. Allí pude perfilarme más como ilustradora y trabajar como traductora freelance. A la vuelta de una temporada en San Francisco, empiezo a compartir espacio de trabajo con un loco de las retículas llamado Carlos Ndungmandum. Y un día nos cuadra colaborar creando un manual de instrucciones que nos hace darnos cuenta de que juntos funcionamos. Ese fue el germen de Savanna, una de las historias más trepidantes que estoy viviendo últimamente.

Redes sociales